Modern se muere

12:04   18/02/2015 Informativa Opinión Modern 3 Comentarios

¡Hola Jugadores!

Para muchos Modern ha perdido bastante atractivo tras los baneos. La caída de la [carta]Birthing Pod[/carta] ha marcado un nuevo metagame aterrador, un metagame que a mí me gusta comparar con una jungla, donde eres el depredador o la presa. La mayoría de decks buscan el insta-win en turno 4 o anterior a turno 4 y en esta jungla llena de depredadores deseando combar solo un mazo se halla firme e implacable, ese mazo es Abzan (a.k.a Junk), la única respuesta sólida, el grito desesperado a un formato que padece una locura “transitoria”.

¿Entonces cuál es la queja?

Intentaré resumir de la mejor manera posible lo que he podido leer, aviso a todos los lectores, durante este parte seré totalmente imparcial, es decir, no voy a plasmar ninguna de mis ideas, simplemente voy a traspasaros y resumiros las opiniones y pensamientos de varios  jugadores reconocidos en Magic.

Piedra, papel, tijeras. Esto es lo que muchos jugadores profesionales piensan del formato, estamos ante una época con una diversidad aterradora, cualquier idea mínimamente competitiva puede ser jugada, por lo que 15 cartas de side no son suficientes para cubrir el abanico disponible. En el pasado con menos diversidad de mazos 100% competitivos en el metajuego podías llevar un banquillo bien estructurado y reforzar los pairings malos, hoy en día rezas por tener suficientes respuestas para todas las opciones que se presentan en cada torneo.

Azul ya no es lo que era. Sin [carta]Treasure cruise[/carta] y sin [carta]Dig through time[/carta] azul se queda con pocos recursos, dejando al color del control con herramientas suboptimas para el estado caótico en la que nos encontramos. Es decir, reclaman alguna herramienta que permita a barajas como WUR control o sucedáneos llevar las partidas a su terreno, con esta petición dejan entrever que [carta]Snapcaster Mage[/carta] y  [carta]Cryptic Command[/carta] no son suficientes.

La diversidad pasa factura. Al ser un formato que no rota, con cada set añadimos muchas cartas nuevas que pueden interactuar con cartas, las cuales ni sabemos el nombre actualmente (excepto ciertas mentes privilegiadas), la combinación es prácticamente infinita por lo que podemos jugar lo que queramos, y podemos hacerlo de manera competitiva, al fin y al cabo, las cartas existen para ser jugadas. Pero esto nos lleva al último punto que destacan muchos jugadores profesionales, la diversidad hace insano al formato. Cuando no eres capaz de ajustar tus 15 cartas del banquillo para que cubra todos tus pairings en un torneo significa que el metajuego no se encuentra en una salud envidiable, es más, esta incertidumbre con el sideboard te hace temer tus emparejamientos, incluso desear evitar ciertos pairings dado que no tenemos ninguna respuesta para ellos, por motivos como este se han pedido cosas como la posibilidad de aumentar el banquillo a 20 cartas o ser más agresivos en los baneos y desbaneos.

Hasta aquí un breve y corto resumen de lo que podéis leer con más detalle por diversas webs.

¿Es el fin de modern?

Bien, como en todo artículo de opinión, ahora viene la parte de opinión, que no se verá respaldada por todos los lectores, pero estoy seguro que más de una persona se siente reflejada en mi forma de pensar.

El fin de Modern se encuentra lejos, no digo que no exista (descanse en paz extendido), digo que estamos en pleno apogeo de Modern, “el fin” a día de hoy está muy lejos.

Esta explosión de críticas hacia el formato es culpa única y exclusivamente del peor escaparate para un formato como Modern, que no es otro que el Pro tour. Un Pro tour de modern es una mala idea a mi parecer, es un escenario de guerra y espionaje donde todos los equipos grandes investigan durante meses que llevar para contrarrestar el poder de X equipo que jugará X mazo, por lo que al final tenemos un metagame compuesto de equipos enteros con decks hechos y pensado para batir a otros mazos que saben que se encontraran ese día.

Una batalla que determina la guerra, es decir, el Pro tour es el escaparate para todos los amantes del NetDecking (copiar el mazo de toda la vida) que no llegamos a pensar que ese mazo con esas cartas está pensado única y exclusivamente para esa batalla. Como resultado obtenemos una guerra (metagame) basada en esa batalla (pro tour) y dado que estamos en un formato sin rotación no se suele innovar en exceso hasta el siguiente gran evento.

Por todo esto pienso que lo que necesita modern es aire fresco, un reto, un deck a batir, un rival muy fuerte que haga que todo el mundo piense en estrategias para ganarle, un mazo que tenga juego contra todo y “domine” el formato, pero no lo rompa, es decir, un deck como Abzan, pero que aporte frescura al juego. Sin duda no será por diversidad, un Pro tour donde se puede ver Aristocrats o Blue Tron es señal de que el formato está vivo, pero la tendencia a copiar lo que ha funcionado hace que entremos en un círculo vicioso que no se rompe hasta el siguiente evento grande (una vez más).

Todas estas quejas y esta explosión de críticas al formato favorito de España creo que se perderán en el olvido o las silenciarán con algún desbaneo o reprint importante, eso calmará las aguas que empiezan a agitarse y hará que todo fluya y vuelva a ser como era.

Ni azul está débil, ni estas perdido por no jugar Abzan o Combo, esa es mi opinón, estamos en el mejor momento de Modern y sin duda es momento para jugar, por primera vez en mucho tiempo, todo lo que siempre has querido, es viable jugar una estrategia agresiva como Zoo, Merfolks o Affinity, una estrategia midrange como Abzan, Jund o Naya Midrange, Control como Bluemoon, WUR control o Combo como Twin, Living End o Burn (a fin de cuenta no deja de ser un combo).

Jugad lo que queráis, con lo que os sintáis más cómodos, esto siempre ha sido importante pero ahora más. Al estar tan abierto el formato es posible hacer un 4-0 y un 0-4 el mismo día con el mismo mazo en la misma tienda, simplemente por los emparejamientos que hemos tenido, por lo que en vez de llorar y quejarnos por lo mal que está todo, es momento de exprimir ese mazo que siempre hemos querido probar pero nos daba miedo por el metajuego. Por poner un ejemplo práctico, tras los baneos he visto un mazo de Elfos hacer un 4-0 (mención especial al [carta]biorritmo[/carta] que juega esta versión de elfos).

El formato está totalmente abierto, en nuestras manos está aprovecharlo o quejarnos, sin duda creo que esto no durará mucho tiempo, por lo que mi consejo es que juguéis lo máximo posible, ya que esta experiencia pocas veces volveremos a experimentarla.

Un abrazo para todos y recordad que podéis contactar con nosotros a través de:

Facebook: MtgBarato.es

Twitter: @mtgbarato y @jagagomartin

¡Nos vemos en mi próximo artículo!