Tarmodern

19:04   03/03/2015 Opinión Análisis Modern 7 Comentarios

¡Muy buenas, gente!

 

Hacía tiempo que no teníamos un tercer set tan temprano, ¿no? El hecho de que sea grande obliga a que esté en vigencia más de lo que es habitual. Lo bueno es que la temporada de spoilers se ha adelantado ¡que nos quiten lo bailado! Toca nuevo ciclo de Commands, miles de dragones (la mayoría de los cuales no valen para nada) y el retorno de Rebound. Veremos en qué queda la cosa...

 

Pero no es ése el tema que nos ocupa hoy. Dado que todo el mundo está encendido con el estado de Modern, he pensado en añadir mi granito de arena a la discusión. Y diréis: "¿qué tiene de especial tu opinión?" Pues... que no juego a Modern. Y exclamaréis: "¡entonces para qué hablas!" Pues justamente por eso, porque soy un espectador externo de la situación. Y, ya de paso, porque no puedo meterme en el formato por una de sus características más negativas. Suena raro, pero si me seguís lo entenderéis en seguida.

 

Cuando hablo de Modern me gusta empezar por hacer un pequeño repaso de sobre cómo está cada color. Intrínsecamente, la clave de la formación de cada mazo y la razón por la cual se juega reside en ellos, así que, por hacerle corto, definen enteramente el formato. Por ejemplo, Legacy está marcado de cabo a rabo por el color azul, y casi cada carta define su jugabilidad en función de su interacción con los All-Stars azules ([carta]Brainstorm[/carta], [carta]Force of Will[/carta], etc.). En el caso de Modern, la cosa está así:

 

-Blanco: color de side. De main sólo es el acompañante de grandes estrategias (Abzan, Zoo, Control...) y protagonista de algún arquetipo no dominante (Tokens). Sin embargo, todo quieren tener acceso a las auténticas bombas de hate teledirigido que ofrece: [carta]Stony Silence[/carta], [carta]Rule of Law[/carta], [carta]Ghostly Prison[/carta]... no tiene nada extremadamente caro, pero claro, tampoco es un color dominante. Lo podemos considerar budget.

 

-Rojo: directamente relacionado con azul. Mientras el [carta]Treasure Cruise[/carta] reinaba vivió todo un renacimiento, hasta el punto de que simples removals como [carta]Forked Bolt[/carta] llegaron a ponerse a 8 pavos. La fetch más cara es la izzet (34 pavos). Desde los últimos bannings ha vuelto a ser el color más agresivo, mandando en la Burn (con el [carta]Goblin Guide[/carta] de 12 euros a la cabeza), y teniendo papeles importantes en Zoo, Control, Twin y Storm. Si Twin no es lo tuyo, sale bastante razonable.

 

-Negro: el nuevo Rey del baile desde que se fue el Crucerito. Descarte (bastante carete), tierras (no tan desmesuradas como las azules, pero también excesivas) y [carta]Liliana of the veil[/carta]: 65 pavos por cartón y subiendo. Como siempre, hacerse una Rock y variantes sale por un ojo de la cara, y aunque no sea ese arquetipo, casi todos los que tienen negro juegan Liliana. Por poner otros ejemplos, los [carta]Fulminator Mage[/carta] están a 20 pavazos, y dad gracias de que ya casi no se juega el [carta]Dark Confidant[/carta]: 40 euros.

 

-Azul: aún sin tener un motor de robo perfecto, sigue siendo el color más caro globalmente. Además de tener los [carta]Cryptic Command[/carta] a 40 euros y los [carta]Snapcaster Mage[/carta] a 32, sus tierras son de largo las más prohibitivas. Por alguna razón, cualquier cosa, por ser azul, gana precio de forma desmesurada. Predominar en barajas Control y Combo, además, no ayuda. La única forma de tener un arquetipo azul más o menos asequible son los Merfolks. Si no... aléjate de él.

 

-Verde: la madre del cordero. Casi no hace falta que lo diga, pero... 120 euros. Una carta de Modern, 120 euros. Hablo, claro, de la mejor criatura del formato, el [carta]Tarmogoyf[/carta]. Y claro, no hay forma de jugar verde de forma 100% competitiva sin ellos. Simplemente, son mejores que cualquier otra alternativa. Por lo demás, no es un color especialmente prohibitivo, aunque los [carta]Wilt-leaf Liege[/carta] se están yendo más allá de los 15 euros y las [carta]Noble Hierarch[/carta] siguen a 32 pavazos. 32 pavazos por un acelerador...

 

Empezaré por el final, y es el hecho de que no te puede gustar verde. Pero digamos que sí que te mola, que te va lo de la naturaleza y de que todo debe seguir su curso. Empezaste a jugar a Magic con [carta]Craw Wurm[/carta] y has casteado más elfos de turno 1 que nadie. bueno, pues este no es tu formato a no ser que te sobre el dinero. Wizards creó Modern como una especie de "Legacy asequible", en el sentido de ser un formato no rotatorio que aún así de lugar a jugadas grandiosas, y que no se vaya de madre en los precios. Al principio era así, pero de un año a esta parte se han disparado ciertas cartas imprescindibles para las mejores estrategias. Y, sin embargo, Wizards no ha hecho nada por arreglarlo.

 

Fijaos, este finde una Blue Moon con Tarmos ha destacado en EEUU. Un mazo que destaca por jugar [carta]Blood Moon[/carta] para perjudicar bases de maná avariciosas y que es lo más cercano a full Control en el formato que lleva un bicho oversized de dos manás. Da que pensar. Como siempre he afirmado, llegará un momento en que todas las estrategias puedan encajar un playset del Llurghoyf verde y ser mejores. Pocas quedan que aún no lo hayan probado, y por eso está a precio Vintage. La consecuencia de este hecho es que se crea una factura enorme de clases entre los jugadores de Modern basada en el dinero.

 

¿Qué movimiento lanzó Wizards cuando vió el éxito del formato? Pues uno de sus mayores errores de la historia: una edición ultra-limitada a un mayor precio de los normal que ha acabado por encarecer algunos staples, no sacó algunos otros muy necesarios y que, en general, ha ampliado la susodicha brecha. Modern Masters fue un fail tan grande que este año se lanza una segunda edición que va hasta New Phyrexia. Es decir, nada de Liliana ni Snaps, y ya veremos si vuelve el Tarmo. Y digo ya veremos porque hay una razón por la cual Wizards no quiero devolver Modern al jugador más budget: el dinero manda. Quien tiene playset de Tarmos, tiene unos 480 euros. Es una inversión que hizo en su momento. Y una gran reimpresión le haría perder un gran valor. ¿Cuándo se ha atrevido con algo así Wizards? Jamás. Ahí sigue la Rserved List, la gran razón por la cuál la mayoría no pueden jugar a Legacy. Y Legacy es, justamente, una de las grandes razones por las cuales Modern existe. El círculo se cumple.

 

Aunque el Tarmo es sólo una parte del problema, me parece que su dilema ilustra de forma brillante por qué este formato se encuentra en una encrucijada. Ya no es un tema de que la mitad de mazos den auténtico asco (Burn, Amulet Bloom, Affinity, Infect...) por no interactivos, que muchos match-ups se resuman en si robas el hate del side o no o que los mejores mazos te salen por 2.000 euros. es el hecho de alejar Magic del jugador medio por dar siempre preferencia al que tiene dinero. Y, en este caso, Wizards no saca beneficio alguno, puesto que no vende Tarmos. Pero le tienen pánico a que un 0,5% de su audiencia se moleste por perder el valor de sus trozos de cartones. Si la empresa quiere que la gente juegue realmente al formato, como ésa era la primera intención, tienen que hacer un esfuerzo por no alejarlo más y más.

 

Así las cosas, y con 3 Pro Tours por año, queda claro que Standard es el niño mimado de Wizards, y que les empieza a "molestar" Modern. La intención inicial fue que los 4 PTs fueran de T2, pero las quejas ocasionarion que al menos uno se quedara de Modern. Sin embargo, ese torneo no le sirve a la empresa para mostrar las cartas de la nueva colección. Como he dicho, en MM la cagaron limitando tanto la tirada. Y los precios crecen y crecen. Está en manos de Wizards arreglarlo con MM 2015 y con movimientos significativos, o dejar que Modern, simplemente, se muera. Y es que, si no hacen nada, más cartas se pondrán a nivel Vintage, los jugadores perderán interés y ya sabemos cómo acabo Legacy... sin PTs y con un sólo GP por año. Tarmodern se la juega.

 

Recuerda que puedes contactar con nosotros para cualquier duda o pregunta a través de:

Facebook: MTGBarato.es

Twitter: @lebusinesscat

¡Nos vemos en mi próximo artículo, gente!